Inseminación artificial

Inseminación artificial 2017-04-23T13:01:31+00:00

En qué consiste

La inseminación artificial es un tratamiento de reproducción asistida que consiste en depositar una muestra de espermatozoides en el aparato reproductor de la mujer coincidiendo con el momento de la ovulación.

En función de la procedencia de los espermatozoides, diferenciamos entre inseminación artificial conyugal (si provienen de la pareja masculina) o inseminación artificial con semen de banco.

A menudo se utiliza medicación para estimular y asegurar la ovulación, aunque en ocasiones es posible llevarla a cabo sin medicación, siguiendo el ciclo natural de la mujer.

Indicaciones:

  • Mujeres menores de 39 años con buena reserva ovárica

  • En el caso de tener pareja masculina, buena calidad seminal

  • Mujeres sin pareja masculina (banco de semen)

Preguntas más frecuentes sobre la inseminación artificial

  • ¿Puede ser el tratamiento indicado para mí?

    La inseminación artificial es un tratamiento relativamente sencillo y poco invasivo. En relación a su complejidad y costes puede tener una tasa de éxito considerable siempre y cuando se cumplan unos requisitos mínimos.

    En el caso de la mujer, es muy importante tener en cuenta la edad y la reserva ovárica. Las mujeres mayores de 39 años o que tengan una reserva ovárica reducida verán muy reducidas sus posibilidades de éxito, siendo más recomendable la fecundación in vitro.

    En el caso del hombre, es importante que su muestra de semen sea normal o que presente alteraciones leves. El número de espermatozoides con el que se realiza la inseminación tiene efecto sobre la tasa de éxito, especialmente si está por debajo de los 3 millones una vez tratada.

  • Inseminación artificial en madres solteras o parejas de mujeres

    Si la mujer cumple con los requisitos para tratarse mediante inseminación artificial pero no tiene pareja masculina, será necesario recurrir a semen de donante. Puedes consultar nuestro apartado sobre donantes de semen para más información.

  • ¿Debo comprobar que mis trompas de Falopio son permeables?

    Para que los espermatozoides alcancen el óvulo y puedan fecundarlo es fundamental que las trompas de Falopio sean permeables, es decir que no haya obstrucciones en su trayecto.

    La prueba más utilizada para comprobarlo es la histerosalpingografía. Se trata de una prueba que puede ser costosa y molesta para la mujer. Las probabilidades de que exista una obstrucción en las trompas de Falopio si no hay ciertos antecedentes (infecciones recurrentes, cirugías en la zona, hidrosalpinx…) son muy reducidas.

    Queda a criterio del profesional que lleve a cabo la inseminación artificial si recomienda o no esta prueba diagnóstica antes del tratamiento.

  • ¿Es necesario utilizar medicación?

    El principio fundamental de la inseminación artificial es hacer coincidir en el tiempo la ovulación con el depósito de los espermatozoides. Por ese motivos, es fundamental seguir el ciclo menstrual.

    En mujeres que tienen ciclos regulares y por lo tanto se considera que ovulan de forma correcta, es posible realizar la técnica sin medicación. El ginecólogo/a seguirá el ciclo mediante ecografías y realizará la técnica en el momento en la que esta se produzca.

    Es posible también prescribir una medicación, llamada HCG, para asegurar la ovulación. En ese caso, la técnica se llevará a cabo 36 horas después de esa inyección.

    Si tus ciclos son irregulares, es posible que sólo se pueda realizar la técnica administrando medicación. En otros casos, se opta por la estimulación ovárica para obtener más de un folículo, y así aumentar las probabilidades de embarazo.

  • ¿Tendré gemelos si me realizo una inseminación artificial?

    En el caso de la inseminación artificial con estimulación ovárica, es muy importante controlar el número de folículos en crecimiento para evitar embarazos múltiples.

    En la Fecundación in vitro se decide el número de embriones a transferir. En cambio, en la inseminación artificial la fecundación se produce dentro del cuerpo de la mujer y por lo tanto todos los óvulos maduros liberados pueden ser fecundados.

    En el caso de que los ovarios respondan excesivamente, puede ser recomendable cancelar el ciclo.

  • ¿Qué porcentaje de éxito tiene la inseminación artificial?

    La tasa de éxito por cada ciclo de inseminación depende de cada caso. De forma general, se considera que la tasa de éxito si la técnica está bien indicada se sitúa alrededor del 15%. En el caso de utilizar semen de donante, ésta tasa aumenta hasta alrededor del 25%.

  • ¿Cuantos ciclos de inseminación pueden ser necesarios?

    Las probabilidades de éxito en cada ciclo posterior se van reduciendo, de modo que se recomienda no insistir más de 3 a 5 ciclos. Llegado ese caso, sería recomendable considerar la fecundación in vitro.

  • ¿Qué precio tiene una inseminación artificial?

    Como en todas las técnicas de reproducción asistida, puede haber una importante variación de precios entre clínicas. El precio medio del tratamiento se sitúa alrededor de los 600€ sin contar la medicación, que puede ascender a unos 400€ adicionales.

    En el caso de necesitar una muestra de banco de semen, el coste suele ser de alrededor de unos 300€ adicionales.

    Como siempre, desde BEfertil, aunque sabemos que es un aspecto importante, te recomendamos que no te bases en el precio para elegir un centro. Encontrarás más información sobre este tema en nuestro apartado como elegir un centro de reproducción asistida.

Por una fertilidad más personal

En nuestro equipo puedes encontrar Biólogos, Psicólogos, Nutricionistas y Acupuntores.

En Befertil han conseguido, en tiempo récord, lo que otros profesionales no han hecho: conseguir un sueño. Sobretodo han logrado tranquilizarnos, asesorarnos a las mil maravillas y confiar en nosotros.
Susana, 35

¿Te ayudamos a mejorar tu fertilidad?

Contáctanos por email

o llámanos:

639 425 611

93 513 58 60

He leído los términos y condiciones de uso (requerido)

X
X